samedi 17 novembre 2018

Eric Dubois

Mi traducción, conjuntamente con Marceau Vasseur, de poemas del autor francés Eric Dubois puede leerse en «Poetas sigloXXI, Antología Mundial».

https://poetassigloveintiuno.blogspot.com/2017/04/eric-dubois-20090.html?m=1

dimanche 28 octobre 2018

"EL ESTRO DE LOS LOCOS", de Nicolás Corraliza. NOTAS DE LECTURA XVII

Un libro formado por breves destellos. En efecto, el poemario se compone de formas cortas, que intentan abordar el mundo como una suma de definiciones, como queriendo calibrar los sentimientos, los objetos y los seres para poder situarse entre la dicha y el hastío.

Sigue el alambre indigente
buscando un equilibrio esquivo,
esperando el viento afín. 

Si la memoria es "un terreno hostil e irreparable", la infancia es a la vez la edad en la que se domesticaban "las ráfagas del sol". Y es esa luz, ese "hilo de aliento flotando en la fatiga" a través del tiempo el que parece moverlo todo: ése es tal vez el ímpetu que sugiere el título del libro, y al que debemos conseguir agarrarnos, aun en medio de nuestras locuras.

 La poesía de Nicolás Corraliza se va haciendo así un hueco en una existencia frágil, en la que a pesar de todo emerge el ansia de vivir una vez que se encuentra el punto justo para encontrar la definición de la belleza,"una extraña fuerza de cuerpos" que es, en suma, "el empuje en movimiento que me hace seguir".

Los breves poemas obedecen a diversos impulsos de un observador de la realidad. Unos impulsos que van llevando al lector por unas páginas formadas, podríamos decir, por pequeñas composiciones. Pongamos por ejemplo los poemas en que el título actúa como parte integrante del texto y se convierte también en el primer verso: desde ese título o micro-obertura se despliegan después unos versos bien cincelados, que como notas musicales sabiamente elegidas -no hay ninguna que falte o sobre- adquieren una esencia en sí mismos, encadenándose con precisión para alcanzar en ocasiones una conclusión-coda que puede asemejarse a aforismos certeros, y que a veces nos hacen pensar en la capacidad evocadora de las mejores Greguerías:
La veta de diamante anuncia la claridad

o también

Se dibujan las venas del cielo en la tormenta.

Un libro, en suma, para degustar una y otra vez, como a sorbos pequeños. Con deleite.


Nicolás Corraliza Tejeda, El estro de los locos, Ravenswood Books Editorial, enero de 2018



dimanche 21 octobre 2018

TRADUCCIONES

Muchos poetas ya traducidos al francés, en la revista mexicana La Piraña

https://www.piranhamx.club/index.php/le-piranha-transoceanique

mardi 16 octobre 2018

LA VERDAD DE LOS DOLORES CONCRETOS. Tulia Guisado: Estudio sobre noviembre. Notas de lectura XVI

¿Por qué, si no tengo que convencer a nadie, decir en este medio que este es uno de los más hermosos libros que he leído? ¿Que he leído jamás?
Cómo escribir sobre un libro que te deja roto de emoción, estremecido, lleno de gratitud.
No es un elogio. Es algo que corrobora la autora:

como ocurre con los buenos libros y los buenos escritores, es reconfortante
encontrar un eco de lo que uno dice y cree”.

Lo dice la propia Tulia Guisado: ella es una fantástica escritora que crea ecos. Y una reseña no le haría justicia. Tal vez unas notas, como un poema extraño:

Un libro con una prosa como una respiración entrecortada. Tensión, distensión, silencio.

Al filo de la poesía y de la prosa, de la transparencia y de la máscara.

Nostalgia y dolor justo: deambular por los dolores sin conocer el rumbo pero sin tardanzas inútiles: yendo en vaivén de certezas a dudas, apoyándose en las citas de otros poetas para después encontrar el alivio en los gestos concretos de un gato. Maneras de combatir noviembre. O de declararse vencido, qué importa el sentido o no de la vida, de la escritura, del poema que es en sí mismo

cada poema responde a una emoción, a una experiencia, a unas circunstancias.
Pero explicarlo es una trampa.”

Un muerto. Y una pena eterna en el tiempo movedizo: pasan los días, los meses, los años, pero siempre es noviembre.

Se sienten las punzadas del dolor, nos dan ganas de saber cómo gritar en silencio, o de hacer los mismos esfuerzos que la autora para -deslumbrante imagen- hablar bajo el agua. Dolor evocado, sin fascinaciones: este libro tiene la inmensa verdad de los dolores concretos.

Rutina, recuerdos, luz, siempre silencio: tal vez refugios. Y la fugacidad del tiempo para desvelarlos, fatalmente.

Todo lo tiñe una luz que quiere llegar, una luz

real que se aproxima al silencio, que tiende al silencio,
siempre en la zona de sombra, en los márgenes del foco.
De cualquier foco. Esa luz es la que alumbra

y la que lucha por ser luz contra noviembre, contra lo que es hermoso y absurdo: el mundo, nosotros. Luz en desigual batalla contra el eterno retorno del tiempo.

Y momentos de gracia, como el poema Foto, que erige a Tulia Guisado -no somos amigos, no tengo nada que vender- en una voz grandísima de las letras españolas. Iba leyendo ese poema y pensaba en Aleixandre y en Cernuda. Y unas páginas después, es la autora la que habla de ellos. Eco. Silencio y ecos. Empatía rara y total con un libro. Uno de los mejores de siempre. Gracias.

Tulia Guisado: Estudio sobre noviembre. Huerga y Fierro editores, 2018 

dimanche 14 octobre 2018

VENTANA DE EMERGENCIAS, de Ángel Manuel Gómez Espada. NOTAS DE LECTURA XV

El libro que presentamos hoy comienza con dos poemas que delimitan la concepción poética del autor: uno habla de la inspiración, que se impone al presunto desánimo del escritor como queriendo que prevalezca el valor de la poesía sobre el cansancio o la desidia, y el otro es una "Poética" en la que Angel Manuel Gómez Espada nos pide prácticamente perdón por admirar grandes versos y -supuestamente- no ser capaz de emularlos. Nada menos cierto.

Hay una indignación frente al mundo comercial y uniformizado que al imponerse a nosotros intenta despojar a la escritura de su esencia. Y para encontrar refugio ante esa desazón, nada mejor que los homenajes a los grandes, como Jaime Gil de Biedma, que es el destinatario de una "Carta abierta" que alude también a León Felipe y se erige en uno de los mejores textos del libro. La referencia  a los famosos versos de Felipe ("Yo no sé muchas cosas, es verdad: digo tan sólo lo que he visto, y he visto que la cuna del hombre la mecen con cuentos") sirve de marco para la humildad del poeta, que denuncia la banalidad que nos rodea con un tono directo, familiar a veces pero siempre justo, para conducirnos hacia la búsqueda de lo esencial: el otro, la poesía, el arte en general. 

El autor critica también nuestros egoísmos, que nos convierten en islas y desvirtúan nuestra relación con los demás ("En la cinta de correr"), frente a lo cual no podemos hacer mucho. O tal vez sí: algo tan simple como cerrar los ojos y llevar adelante nuestra capacidad de creación para que no existan las fronteras, por ejemplo. 

Rabia, ironía e humor mordaz ("Poema que me sale republicano sin querer") forman una y otra vez una reivindicación de la poesía como un valor fundamental que resiste en esta sociedad liberal y carente de sinceridad.
Hay también, como un eco a esa "pereza" inicial por escribir, cierto fatalismo, porque por mucho que queramos, lo que nos rodea no es más que una sociedad en ruinas, y el poeta no es ni mucho menos un demiurgo. Este sentimiento lo corrobora una de las muchas citas que acompañan los poemas: dice Juan de Dios García que hay que "escapar antes de que la realidad nos detenga y nos pudra".  Ambivalencia humana: querer huir, pero hacerlo a través de la "Ventana de emergencias" en que se convierte la poesía y, sea como sea, dar fe de nuestra esperanza al escribir.

En todos los poemas prima la certeza en el análisis de los sentimientos y de las relaciones (con la vida, con los otros, con el otro). A ello contribuye una expresión clara, directa y sincera, sin circunloquios: un estilo que, volviendo a los grandes, recuerda en ocasiones a la inmediatez de Luis Felipe Comendador, al que precisamente el autor dedica un poema. Y es esa visión del mundo -descarnada pero precisa, acerada pero lejos de culquier sensiblería -lo que transforma este libro en un auténtico placer. 

 Ángel Manuel Gómez Espada. Ventana de Emergencias. Huerga y Fierro, 2018

mercredi 3 octobre 2018

SUMBALLEIN, de Adeline Miermont Giustinati. NOTES DE LECTURE XIV

Dès la citation initiale   (Je n'écris pas des livres, j'écris des forêts, Saint Augustin) nous savons que nous avons entre nos mains un livre organique. On plonge dans une recherche des origines -de l'univers, des sentiments, des paroles- et, en même temps, on navigue dans un mouvement de va-et-vient entre l'infime et le cosmique.
On cherche aussi un point de vue, une fissure pour apercevoir la réalité du monde . Il existe, d'ailleurs, un fragile équilibre ou, en réalité, une instabilité permanente de ce positionnement

la fissure ne se dit pas (...) 
elle est début de l'exode

qui naît surtout de la mise en valuer de la question des mots, qui ont été avalés, aspirés, pulvérisés depuis (ou pendant) la création de l'Univers.
Il s'agira donc d'une quête de la naissance des premiers sons qui ont commencé à vouloir définir le monde et à circonscrire l'Histoire, tout en étant conscient de l'impossibilité de la tâche

depuis la cavité préhistorique
j'entends les premières notes du soliste

Quel refuge trouver alors dans le chaos? Le corps? Sans doute, mais il ne s'agit pas réellement de trouver une protection dans un quelconque anthropocentrisme, mais plutôt dans un "viscère-centrisme"

je construis mon premier alphabet
 celui du corps
des fonctions vitales

qui dans son introspection va jusqu'à sa propre "soupe moléculaire" pour continuer à être aspiré par une force centripète vers un "temps zéro", vers la Pangée, comme s'il agissait de la seule zone tangible dans tout ce qui a existé, et dont il faudra puiser son énergie.
On peut donc se reposer sur l'autre? La réponse est plutôt en soi ("je suis le code et le chaos"), en sa propre dualité, dans sa capacité d'être une "porte vers l'infini" tout en ayant conscience que nous ne faisons que passer

se fondre en soi
se fondre en cercle
se fondre dans le reste
être l'espace
embrasser le tout
être total
(...)
être en transit être en pause être à l'arrêt
être le passé être l'avenir être le présent

Après s'être situé, dans la première partie du livre, juste avant le big bang, on assiste ensuite à une explosion du monde, et les poèmes sont le reflet d'une harmonie en devenir (ma peau creuse l'ombre), d'un être encore en formation, entre le zéro et l'Un, qui par exemple se fraye un chemin parmi les insectes et la maladresse des gestes encore non maîtrisés
Le livre se termine en revenant au corps, au "centre de la poitrine",  qui toutefois restera à la merci des éléments.
Recueil d'expérimentation poétique, la mise en page des poèmes et leurs dispositions très variées produisent un effet visuel qui est peut être un écho à la conception plurielle et mystérieuse de nous-mêmes et de ce qui nous entoure.

SUMBALLEIN, de Adeline Miermont Giustinati, Ed. Tarmac, septembre 2018




jeudi 13 septembre 2018

LÚCIDO LUCIFER. «Satán es un canalla despeinado», de David G. Lago. Canalla ediciones. NOTAS DE LECTURA XIII

No está de más que de vez en cuando alguien nos recuerde que la verdad no está donde se piensa, especialmente en esta sociedad de apariencias.
David G Lago despierta así nuestra vertiente canalla  para reivindicar la escritura como un acto de rebeldía. Y ese Satán que nos habla lo tiene todo de inconformista, de inadaptado. O, para ser exactos, es alguien para el que adaptarse es rendirse.
Por eso, asistimos a un enfado muy lúcido que nos alerta sobre nuestra pereza. Qué mejor definición del acto poético...
De este modo el libro nos invita a dejarnos de paraísos y a zambullirnos en una deliciosa gelidez infernal en la que podremos guardar nuestras ideas frías para no dejarnos llevar por la mediocridad del mundo, donde es más que nunca esencial decir que las apariencias engañan.
Un libro nada iconoclasta, sino fundamentalmente terrenal.

samedi 1 septembre 2018

PRISMES ET MOUVEMENT - NOTES DE LECTURE XII: VINCENT CALVET, "Visages de l'Autre", Ed. Sémaphore


Il s'agit d'un recueil où, d'emblée, on est pris par le mouvement, par le va-et-vient des pensées -balancement entre l'espoir ou la nuit- qui se dessine autour des éléments naturels et de la mer en particulier. L'auteur semble en effet en symbiose avec les marées pour mener une réflexion sur la valeur des mots pour représenter le monde.

Quelques motifs reviennent dans le ressac: la lumière, la présence de la mère comme un soulagement, les questions sur l'existence et sur notre place dans l'univers: nous y puisons notre énergie, mais est-ce suffisant?

A la recherche de sens, on dialogue. Est-ce avec la mer? Avec "un autre"? Ce qui est clair, c'est que nous devons nous éloigner du monde artificiel créé par l'être humain, qui s'oppose au lyrisme que renferme l'océan en nous faisant oublier la puissance du langage poétique qui doit nous conduire vers l'essentiel de l'être.

Loin de tomber dans le pessimisme, on dépeint un monde que nous devons nous efforcer de découvrir, car dans ses mille visages se cache non seulement une source de questions mais aussi l'inspiration et l'émerveillement nécessaire qui peut nous amener vers nous mêmes.

Cette quête est donc insérée dans un perpetuum mobile, dans le rythme de la construction poétique du livre comme dans les idées qui reviennent de façon presque obsédante: une agitation qui va de l'intérieur de nous-mêmes vers les réponses que peuvent apporter la mer/mère

"l'Horizon de la mer qui est un ventre de femme"

et, finalement, l"autre".


Car les réponses ne viendront pas seulement de ce qui nous entoure, mais surtout de cet "autre" qui est pour moi tout d'abord un dédoublement de nous-mêmes, de notre côté lumineux que nous devons mettre en avant en transperçant le doute et la douleur des questions, avec le "canif d'argent" de la poésie. Mais ces multiples visages sont, pour être plus justes, plus qu'une simple dualité noirceur-transparence: il y a en nous la complexité d'un prisme par lequel la réalité doit se transformer.
De même, cet "autre" peut être le "camarade" qui clôt le recueil, devenant ainsi une offrande pour quelqu'un qui aura la foi en la poésie pour la diffuser "le plus loin possible". 

Un livre qui résonne comme les vagues contre la côte, et dont la musicalité est à mi-chemin entre la litanie et l'incantation: on est captivé par les sonorités d'une cérémonie hallucinatoire hors du temps qui doit aboutir à la rencontre de soi et de l'autre. Et comme dans la partition de "La cathédrale engloutie" de Débussy, on navigue dans une "brume doucement sonore" pour aller "dans une expression allant grandissant" vers la lumière.

"Je te fais don de cette langue litanique  
  je te fais une offrande minimale  
 je sais que tu en feras bon usage"


Vincent Calvet, Visages de l'Autre", Ed. Sémaphore, 2018

mercredi 29 août 2018

Dos de mis poemas publicados en la revista venezolana Letralia
https://letralia.com/letras/poesialetralia/2018/08/29/dos-poemas-de-miguel-angel-real/

Curva

intento escribir un poema que tenga la misma forma que tu cintura y me doy cuenta
de que no es cosa fácil doblarle el espinazo a un ordenador pero la realidad es
que soy demasiado perezoso para coger la pluma y pienso que tal vez no te
lo mereces, y entonces releo lo que escribo y compruebo como con una fe
choría que en verdad verte desnuda es lo que más me deslumbra en este
mundo y vuelvo al teclado y paso horas buscando una solución a un
problema insoluble pues la tecnología no concuerda con tus caderas
y me digo como en una tortura que lo que debería hacer es hechiz
arte y hacer de tus pechos barro y encontrar el torno con el que
poder convertirlos en estatuas de Henry Moore y más tarde
encontrar la calle idónea para exponer mi deseo o el amor
que siento por ti, no sé muy bien lo que prevalece, y veo
que a pesar de todo escribirte un poema curvo es una
lucha pero es todo lo que puedo darte, luchar, des
hacer lo que los demás escupen o esculpen sobre
tu manera de ser que es un ejemplo de la ente
reza con que el mundo debería regirse, y
poco me importa que una máquina gris
se niegue a dibujarte y a seguir tus
contornos porque dentro de poco
sé que este poema me hará dese
arte aún más que cuando lo
empecé porque nada, digo
que nada va a poder
demostrarme que
haya algo que sea
más lógico que
la textura de
tus párpa
dos al
gemir

Tal y como pensaba

ha
sido
pensarte
y de repente
el deseo ha ido
creciendo hasta
hacer que me duela
la idea de esperar a que
vuelvas a desnudarte antes
de ducharte de venir a la cama
de simplemente querer que el aire
te bese el cuello y entonces eres libre
y dejas la ropa en cualquier sitio de la casa
y te paseas no frente a mí sino por tu libertad
y eso es lo que en realidad me vuelve loco y me
hace ver hasta qué punto eres única porque no acatas
leyes porque creas normas con tan sólo moverte y eso
mi amor es el mejor regalo que puedes hacerme, no quiero
libros ni joyas ni un nuevo teléfono, en todo caso si prefieres
algún que otro viaje para dormir en un hotel y descubrir rincones
nuevos de nuestros cuerpos pero te digo que nada necesito, que tan sólo
espero que llegue la hora de contemplarte porque por mucho que busque
en mi vida la importancia de las cosas es sumamente relativa cuando pienso
en tus brazos y en tus hombros y en el punto preciso de tus omoplatos donde
con tan sólo esmerarme con mis pulgares te conviertes en un delicioso musgo y
todo tiene sentido, porque yo no te veo desnuda y recuerdo la tierra, lo que hago en
realidad es descubrir tierras, trazar el mapa de todos los surcos en los que aprendimos
a ser felices y no tener miedo de caer en la tentación porque cuando llegas a casa y eres
solamente piel no hacen falta libros santos ni oraciones: tú eres el único dogma que conozco

jeudi 16 août 2018

Árbol solo.
Se toma el viento
Un respiro
En la llanura.
 L’image contient peut-être : ciel, plein air et nature

"FOUTU POETE IMPRODUCTIF" de Florent Toniello. NOTES DE LECTURE XI

Pour démontrer, si besoin est, que la poésie atteint tous les domaines de la réalité, les exquises éditions Rafael de Surtis publient cet ouvrage de Florent Toniello, dans lequel l'auteur nous parle avec un cynisme réjouissant de la vacuité des relations humaines au sein du monde de l'entreprise.

Les textes décrivent bon nombre de situations du monde du travail dans lesquelles on s'amuse à observer les attitudes égoïstes des personnages qui côtoient l'auteur. Ou son propre égoïsme. On plonge ainsi avec délectation dans un univers banal où l'humain est toujours au service du rendement et où les faux-semblants sont de rigueur. Plus de place pour les sentiments: le travail productif est la clé de la réussite.

JE VOULAIS dans ma vie
faire pleurer de joie,
d'enthousiasme, de bonheur, d'euphorie,
d'émotion & peut-être de rage ou de dépit,
de combativité, de motivation & de défi -
mais pas dans
ce bureau anonyme
faire pleurer
de déception à l'annonce
d'une notation moyenne
ou d'une augmentation de salaire
qui ne viendra pas. 

Le ton est acerbe et juste. Florent Toniello écrit avec précision et humour (noir), sans jamais avoir recours à la grandiloquence. Ses textes d'une ironie profonde provoquent un décalage salutaire pour apporter un bon bol d'air frais sur la poésie.

Entre séminaires et voyages d'affaires où le superflu semble paraître indispensable et une conscience professionnelle déshumanisante dont l'auto-satisfaction fait froid dans le dos, nous nous régalons en lisant ce portrait d'une partie de nous-mêmes et de notre sociéte. Un miroir sur nos propres attitudes dans lequel il n'y a pas besoin de métaphores ou de figures de style alambiquées: il suffit de suivre l'auteur, comme dans une visite guidée de sa propre entreprise, pour admirer les étincelles de mauvaise foi qui rendent ce portrait si vrai. Avec le risque de découvrir, si on a le courage de s'y regarder, que ce miroir est trop souvent non déformant: la poésie est, dans ce cas, une alarme nécessaire.

Le langage poétique non stéréotypé (on croit parfois lire des rapports financiers) fait mouche d'emblée, et trouve dans chaque texte son objectif en déplaçant ce qui pourrait être le titre du poème dans le corps de celui-ci: quelques mots en majuscules. Comme si on voulait finalement nous transmettre un message caché, tronqué parfois, sur le sens littéraire indéniable de  l'ouvrage. Je ne peux pas m'empêcher de suggérer un jeu de mots que j'espère ad hoc pour expliquer que le message implicite semble dire que, pour que la poésie devienne un véritable remède anti-médiocrité, il vaudra mieux s'enrichir avec des strophe-options.

"FOUTU POETE IMPRODUCTIF" de Florent Toniello. Ed. Rafael de Surtis, juillet 2018.





lundi 13 août 2018

Ana Pérez Cañamares publica en su blog esta entrevista que me hizo. Poesía, creación... Gracias!


https://anaquelliterario.blogspot.com/2018/08/microfono-abierto-miguel-angel-real.html?m=1



viernes, 3 de agosto de 2018

Micrófono Abierto, Miguel Angel Real



Como siempre tenemos el gusto de compartir con ustedes nuestra última entrevista y en este caso platicamos con el poeta Miguel Angel Real, español radicado en Francia. Vamos pues a presentarlo como es debido y comenzamos con las preguntas. Gracias por acompañarnos. 




Miguel Angel Real (1965)

 Biografía 


Nací en Valladolid (España) en 1965. Soy licenciado en Filología Francesa. Resido en Francia desde 1991, donde trabajo como catedrático de español en el Lycée de Cornouaille de Quimper (Bretaña).

Algunos de mis poemas en español han sido publicados en las revistas españolas La Galla Ciencia (Número 8) y Fábula (Universidad de Logroño, N° 40 y 41), y en diversas ocasiones en Letralia (Venezuela), en las publicaciones mexicanas Marabunta, El Humo y La Piraña (México), así como en la antología de poesía breve “Gotas y hachazos” de la editorial Páramo (España, diciembre de 2017).
Las revistas “Le Capital des Mots” y “Festival Permanent des mots” (N°18) poseen algunos de mis poemas en francés, originales o traducidos del español.

TRADUCCIONES
Traductor de poesía contemporánea en francés y español, he publicado (solo o en colaboración) algunas de mis traducciones (Luis Alberto de Cuenca, Ramiro Oviedo, Raúl Quinto, José María Alvarez, Eric Dubois, etc) en diversas revistas en Francia y en España (Passage d’encres, Le Capital des Mots, La Galla Ciencia, La Piraña…). En esta última revista soy director de la sección de traducción “Le Piranha transocéanique” (http://www.piranhamx.club/index.php/le-piranha-transoceanique).
En diciembre de 2017 publiqué junto con Marceau Vasseur “Fauves” (Ed. Corps Puce, Amiens, France), traducción de poemas del autor ecuatoriano Ramiro Oviedo.

RESEÑAS
He participado en la revista española El Coloquio de los Perros con una reseña sobre el escritor peruano Diego Trelles Paz.
https://elcoloquiodelosperros.weebly.com/la-biblioteca-de-alonso-quijano/category/diego-trelles-paz
Otras reseñas de poesía han sido publicadas en algunas de las revistas citadas.
https://piranhamx.club/index.php/le-piranha-transoceanique/item/572-mas-alla-de-mallarme-miguel-angel-real  
https://piranhamx.club/index.php/le-piranha-transoceanique/item/487-entre-el-fuego-y-la-muerte-el-lugar-del-escritor-peruano-en-la-procesion-infinita-de-diego-trelles-paz-anagrama

https://piranhamx.club/index.php/le-piranha-transoceanique/item/459-verbos-por-dentelladas-de-noelia-illan-conesa-miguel-angel-real





 Entrevista 


Bienvenido a Anaquel Literario, este tu espacio Micrófono Abierto ha preparado unas preguntas para conocer más acerca de tu trabajo e invitar a nuestros lectores a seguirte e interesarse en el mismo. Así que sin más preámbulo comenzamos con las preguntas.


Pocos son los poetas que han llegado a este espacio así que siempre es interesante platicar con ustedes, pues si bien es cierto que el lenguaje es el mismo. Los poetas cuentan con una sensibilidad que los cataloga por sí mismo en otro lugar y en mi opinión la historia les debe mucho. Así que con un pensamiento  poético para empezar te pregunto. ¿Cuál es la función del poeta?
No sé exactamente si un poeta posee una sensibilidad diferente. Hay que desmitificar esa imagen, me parece. Creo que el objetivo principal de cualquier creación artística es proponer a los demás una mirada especial sobre el mundo que nos rodea para huir de la mediocridad.  No hay nada peor que contemplar nuestra vida sin reflexionar, sin ponerse a pensar en las relaciones que existen entre las cosas, entre los seres. Y por encima de todo, en el caso del poeta, ser consciente de que hay que hacer del lenguaje una fiesta : se trata de una herramienta fantástica que nos ofrece infinitas posibilidades para plantearnos las preguntas necesarias para vivir y satisfacer nuestra curiosidad, sin la que todo se vuelve gris.


¿Lector, escritor, poeta? Cuéntanos por qué la vida te llevó a elegir el último como medio para transmitir tu mensaje.  
Es evidente que ser un buen lector es esencial. ¡Se aprende tanto leyendo a los buenos poetas! Por mi parte, como decía, la poesía me fascina porque es un medio que representa la quintaesencia del lenguaje. Existe en el idioma
 una flexibilidad asombrosa que debemos utilizar en toda su extensión para que nos permita evocar sensaciones insospechadas, incluso con una sola palabra. Admiro a los grandes narradores, pero aún más a los poetas que saben transmitir emociones condensándolas en un verso, sin circunloquios innecesarios. Como decía Octavio Paz, « la palabra es un grano apenas, pero quemante».


¿Cómo fue tu infancia? Parece una pregunta fuera de lugar pero, creo yo que el poeta es lo más cercano a un artista de la palabra y tengo la intuición que todo comienza en épocas tempranas de la vida.
Desde luego. Porque es cuando se fomenta esa curiosidad de la que hablaba. Creo que siempre fui un chiquillo soñador y viví en un contexto muy favorable para conocer cosas nuevas gracias principalmente a un excelente profesor de lengua y literatura que me enseñó a maravillarme con la música de los clásicos españoles : Lope, Calderón, Tirso, Bécquer… y que me incitó a entrar en voces poderosas como las de los poetas de la Generación del 27. Mis padres, aunque vivieron en la miseria intelectual del franquismo, siempre estuvieron dispuestos a comprarme los libros que quisiera, y se lo agradeceré siempre. Porque ahí adquirí esas ganas de saber y de querer decir.

 
Al leer tu biografía es fácil imaginar de escenario a Francia y su cultura, como una eterna musa poética. ¿Tiene esto algo de verdad? ¿Cómo es que llegas a ese país y de qué forma ha cambiado tu sensibilidad u aportado y alimentado tus musas.
No creo en las musas, que me parecen un pretexto romántico para perezosos. Cualquier artista que se precie debe, ante todo, trabajar, y no esperar esa famosa y tan falsa “inspiración”, que solamente conduce a producciones llenas de sensiblería. No creo que Francia -que desde luego es un país muy hermoso- sea un lugar especialmente evocador, al menos ni más ni menos que otros lugares. Estudié filología francesa en mi juventud, en España, pero llevo viviendo en Francia desde 1991, donde trabajo como profesor de español y donde, por otra parte, soy muy feliz. Pero es que la poesía está en cualquier rincón, en lo cotidiano, tal y como aprendí de Jorge Guillén. En realidad, el hecho de viajar en general hace que el recuerdo y la distancia sean temas importantes en mis escritos, aunque evitando caer en la trampa de una añoranza excesiva.
 Quimper, en Francia












En tu opinión ¿Qué se necesita para ser poeta?
Como decía, no creo que los poetas formen una casta aparte. Pero para escribir poesía, insisto, lo primero es sentir un amor incondicional del lenguaje. Vivimos una época en la que nunca hemos tenido un acceso más fácil a la cultura, y sin embargo noto un empobrecimiento creciente en la expresión, principalmente en los jóvenes. Ser poeta es plantearse el desafío de sacar la esencia de las palabras. Y sentir que esa introspección en el idioma te permite contemplar las cosas con una visión nueva.

Bahia de Douarnenez
 
Puedes compartir con nosotros cuál es tu poeta favorito y algún verso de él que quisieras compartir.
Hay tantos... He hablado de Octavio Paz. También Neruda, César Vallejo, Luis Alberto de Cuenca y muchos otros, como los surrealistas franceses (Breton, Eluard, Reverdy, etc) que no pasan de moda y me siguen abriendo los ojos. Pero si hubiera que quedarse solamente con uno, tal vez sea Jorge Guillén, por su lucidez y su energía vital, del que citaré estos versos: “Sin un verdadero amor / Sin un quehacer verdadero / La Historia no justifica / Nuestro paso por la tierra”.


¿Cómo se abre camino un poeta en el universo literario? Vemos en tu biografía que has publicado con numerosos medios. ¿Ha sido sencillo?
No, ha sido un camino muy largo, con muchísimos rechazos, que me ha llevado a desanimarme durante mucho tiempo. He pasado años sin escribir un solo verso, también porque siempre me he preguntado qué valor tienen las palabras y cuáles son sus límites. Tal vez me preguntaba demasiado a quién le llegaban mis palabras. Pero he dejado de hacerme esas preguntas y creo que he comprendido que sea como sea, hay que seguir hablando. Y seguro que esas negativas me han ayudado a mejorar mi manera de escribir. Desde hace unos años, Internet me ha ayudado a ponerme en contacto con diversas publicaciones, que han confiado en mí. Es un medio más directo. A partir de ahí, poco a poco, he ido entablando relaciones y enviando poemas... y sigo sorprendido con la acogida favorable que reciben.

 
Siempre pregunto a nuestros invitados por su método de escritura. Será muy interesante conocer el de un poeta.
A partir de una temática general -por ejemplo, el recuerdo-, intento enlazar sensaciones más o menos difusas, sentir lo que evocan para mí, y qué palabras pueden corresponder mejor para describirlas. Después, hay que cincelar esas ideas para no caer en una escritura rutinaria. No soporto el exceso de sentimentalismo; creo que aunque sea modestamente, hay que intentar proponer formas de expresión originales, imágenes nuevas, para disfrutar, tal y como explicaba, de la maravilla del lenguaje. Intento escribir para que los versos se carguen de sugerencias, procurando no caer tampoco en una oscuridad excesiva.Una vez que las palabras surgen, el objetivo es pensar en todas las connotaciones que pueden tener para mí, y muchas veces me sorprende ver la carga vital que puede llegar a tener un simple vocablo.


En dónde encuentras inspiración. Tienes primero un sentimiento y luego le encuentras medios para comunicarlo. O son a veces objetos cotidianos o lugares quienes te inspiran a crear.
Las ideas llegan de maneras muy diversas. Como acabo de decir, una simple palabra puede ramificarse y crear un laberinto, en el que luego hay que decidirse a entrar para trabajar y darle sentido, por supuesto. Esas palabras pueden surgir, en efecto, a partir de objetos cotidianos, de situaciones más o menos concretas... Depende. A veces intento dormir, cierro los ojos y entonces llegan las ideas, lo que no deja de ser curioso. La creación siempre tiene algo de misterio. Mi primer poemario, “Zoologías”, que será publicado en abril de 2019 en las ediciones Tarmac en Francia, en una edición bilingüe que yo mismo he traducido al francés, nació de manera sorprendente, al darme cuenta casi por casualidad que los animales me conducían hacia recovecos de mi pasado que casi había olvidado o que me llevaban hacia algunas referencias que me parecieron interesantes y evocadoras. Eso reforzó mi idea de que la poesía puede estar en cualquier lugar y que sus posibilidades son infinitas

 
Qué consejo darías a nuestros seguidores que no se han animado a hacer públicos sus poemas, por miedo al rechazo. ¿Te pasó lo mismo en alguna ocasión?
Pues tal y como he dicho, me pasó mucho y durante mucho tiempo. Así que no hay que desanimarse. Hay que seguir escribiendo mucho, seguir leyendo mucho y sobre todo ser muy exigente consigo mismo. Es fundamental aprender a releerse una y otra vez, no tener miedo de reescribir el poema -no hay que fiarse de las musas, insisto- y destruir muchos versos para llegar a concebir el que uno realmente quiere. Hay que estar convencido de lo que se escribe, y tener en mente que la poesía es un mundo muy vasto. Si uno tiene la sensación de que sus versos ya han sido dichos, hay que volver a tomar la pluma, y seguir buscando en sí mismo, y en el lenguaje.


Gracias por tu tiempo y por compartir con nosotros este tiempo de vacaciones. Dejaremos unos de tus trabajos para que nuestros lectores puedan conocerte y seguirte. Mucho éxito en tus empresas.


Plaza Mayor de Valladolid, ciudad natal



 Bibliografía 



 Zoologías   

Este libro es una reflexión sobre el sentido poético de la vida. Los animales, en este caso, son el punto de partida para evocar recuerdos entrañables o dolorosos y para llevar a cabo un cuestionamiento en el que se vislumbra cierto cinismo e incluso humor. Pretendo así decir que nos es imposible detenernos en la simple contemplación de la realidad como algo banal : todo está cargado de sentido, y en este caso el lenguaje de la poesía debe servirnos para transfigurar el mundo y descubrir relaciones insospechadas entre las palabras y nuestro entorno.
Del que se puede leer una reseña en “La Galla ciencia”
UNA ENTREVISTA SOBRE POESIA...



Links de referencia


Enlaces (poemas en español)


Enlaces (poemas en francés o en edición bilingüe)

POEMARIOS EN PREPARACION

-Una edición bilingüe español-francés de “Zoologías”
Algunos de los poemas de este libro han sido publicados en revistas:


BLOG PERSONAL
En este blog podéis leer una «Poética» que os explica mi concepción de la creación poética...
FACEBOOK:

INSTAGRAM :

ALGUNOS ESCRITOS
-de « Zoologías »

No desesperes.
Al fin y al cabo
 no lo hacen los pulpos
hasta que sienten el agua
hirviente de la cazuela.

*

Con una sucesión de espasmos de ameba
quise ganarle la batalla a este minuto
pero olvidé recordarte
cómo funcionaba el microscopio.

*

Cuanto más te conozco
más pienso que el mejor animal de compañía
serían los belfos
cortados, disecados,
de un dromedario
que hubiera conocido los más vastos desiertos.

*

 La inconstancia de las moscas me viene bien
para explicarte mis ganas de cambiar de aires
pero encontrando de algún modo
(obstinada, sinusoidalmente)
el camino de vuelta.

*

Me desintereso por las mareas
y dejo de creer en la responsabilidad de la luna
cuando una ofiura reseca
sobre las rocas
 me conduce a mi infancia
y a mi mezcla de fe y de miedo
en los elementos.

diversos

  VIRTUDES DE LA INERCIA

Ce ne sont pas les choses qui parlent entre elles mais les hommes entre eux qui parlent des choses et l'on ne peut aucunement sortir de l'homme.
Francis Ponge

Redoblando al mismo tiempo que las nubes mi corazón se cansa,
pues las palabras navegan -¿o se pierden?- por el aire.
No hay eco en la distancia interminable con que acoges mi cuerpo
ni me quedan fuerzas para aprender a apaciguar tu pena.

Nada más descubro estridencias en tu caja de música
y de repente crece lo que imaginaba, que es certeza
de que me basto para cruzar este mundo utilizando solo
las virtudes de la inercia.

En el jardín contemplo sorprendido la sequía ahogando arbustos.
Estoy sentado, y mi impotencia admira su imparable avance:
los gestos naturales son una lección humilde y lancinante.

Vuelvo la mirada al cielo. Mi garganta está seca de nuestro silencio,
y no consigo robarle el aliento a esta estéril tormenta:
truenos huecos, más lejanos que nunca, y ni una gota
de comprensión cae sobre las huellas de nuestra derrota.


INCANDESCENCIAS

Sílabas son incandescencias.
Octavio Paz.

Antes de dormir leías un libro como se muerde un hierro
incandescente;
desde la sima de la almohada un estertor quería ser risa
y hacía huella tu rictus en mis pulmones;
No hablábamos. Ardíamos.
Soledad pedían tu frente y el latido
perceptible de la carótida;
tumbado sobre espinas me quemaba la paciencia:
entre tú y yo una firme soldadura de alambradas.


OBJETOS MALEABLES

Conozco cada esquina de esta casa
la superficie que ocupan las alfombras
y las sillas, las intrincadas sendas
que forman las fisuras de las baldosas,
la falsa beatitud de los sillones.

Pero qué fácil resulta no pensar,
desbrozar cada recuerdo y pervertirlo
haciendo de cada vivencia un capricho
solitario que encumbre las mentiras.

Me refugio en los falsos argumentos
que propicia la forma de la mesa
en el salón, con su perfecto círculo
que traza una ovalada y triste sombra
con el sol matinal del seis de abril:
una fecha cualquiera que se ahoga
en tu ausencia de arenas movedizas.

Lo miro todo, lo toco, reconozco
el sabor de tu sexo a pesar mío
en la forma de una lámpara rota,
en la elipse del pomo de la puerta,
en la textura muerta de las horas.

Es lucha vana malear los objetos
cotidianos, su lastre de pasado
porque, por mucho que me afane,
tu rostro y tus palabras ya lejanas
me golpean, me empujan

Entrevista Ana Saavedra


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes comentar libremente. Aunque permitimos comentarios anónimos, piensa que nos encantaría poner nombre/cara/avatar a cada comentario. La decisión es tuya :)